Infertilidad Masculina

Infertilidad Masculina

Infertilidad Masculina

La recuperación quirúrgica de espermatozoides incluye una serie de procedimientos especialmente diseñados para poder ayudar a extraer y a recuperar espermatozoides en hombres donde su muestra de semen es muy deficiente, no pueden obtener una muestra de semen o tienen ausencia de espermatozoides en el semen.
Recuperación Quirúrgica de Espermatozoides

La recuperación quirúrgica de espermatozoides incluye una serie de procedimientos especialmente diseñados para poder ayudar a extraer y a recuperar espermatozoides en hombres donde su muestra de semen es muy deficiente, no pueden obtener una muestra de semen o tienen ausencia de espermatozoides en el semen (Azoospermia). Una vez obtenidos los espermatozoides deben ser obligatoriamente congelados para su posterior utilización en técnicas de reproducción asistida como la microinyección espermática (ICSI), evitando así futuras intervenciones.
¿En qué consiste la Recuperación Quirúrgica de Espermatozoides?

La recuperación quirúrgica de espermatozoides es un tipo de tratamiento para mejorar la fertilidad. El mismo está compuesto por métodos quirúrgicos, los cuales deberán ser utilizados para obtener espermatozoides directamente del testículo o epidídimo, en lugar de esperar que dichos espermatozoides sean obtenidos mediante una eyaculación.

Una vez que se haya llevado a cabo la extracción de los espermatozoides, éstos podrán ser utilizados en técnicas de reproducción asistida como la microinyección espermática (ICSI). Alrededor de un 10% de los hombres que padecen problemas de infertilidad producen líquido seminal que pareciera no contar con espermatozoides.

Esto podría ser el resultado de un gran número de factores, a saber: una obstrucción o bloqueo en los conductos deferentes, siendo éstos los tubos que transportan los espermatozoides de su lugar de origen los testículos al exterior; una total ausencia de dichos conductos; o una obstrucción o bloqueo del epidídimo, siendo éste el órgano encargado de conectar los conductos deferentes con los testículos.

La mayoría de estos hombres son capaces de producir espermatozoides sanos y saludables en el interior de sus testículos, pero a pesar de ello, éstos deben ser extraídos mediante estas técnicas. Por otro lado, existen otros hombres que poseen testículos sanos, pero que son incapaces de producir espermatozoides. A este impedimento o condición médica se la conoce con el nombre de AZOOSPERMIA y también podemos encontrar espermatozoides en estos pacientes con las técnicas de recuperación de espermatozoides.

Tipos de Recuperación Quirúrgica de Espermatozoides

En la actualidad existen un gran número de diferentes procedimientos especialmente diseñadas para poder recuperar los espermatozoides. Dependiendo del factor que podría estar causando la ausencia de espermatozoides en el semen se selecciona la técnica mas adecuada. Algunos de ellos serán más eficaces que otros. Pero por sobre todas las cosas; la efectividad del tratamiento dependerá del tipo de método de fertilización que hubiera elegido utilizar para poder concebir exitosamente un bebé.
Aspiración Percutánea de Espermatozoides (PESA)

La PESA es por lo general la primera opción de tratamiento a la cual debería someterse, en el caso de que su semen no tuviera espermatozoides. Este procedimiento es breve y relativamente indoloro, ya que no requiere incisiones o cortes quirúrgicos. Para llevar a cabo el mismo se deberá utilizar una aguja, la cual se insertará a través de su escroto hasta llegar al epidídimo. El fluído contenido en el mismo será extraído muy suavemente y de manera gradual mediante un proceso de aspiración para el cual se utilizará una aguja especial. Este líquido será analizado en nuestro laboratorio de reproducción asistida a fin de verificar su conteo espermático y la motilidad de los espermatozoides. Usualmente, dicho procedimiento tomará de 20 a 30 minutos y sólo requerirá anestesia local.
Image
Biopsia Testicular

Consiste en realizar una pequeña incisión quirúrgica en la zona de los testículos y extraer algunas muestras aleatorias de tejido testicular el cual será analizado en nuestro laboratorio de reproducción asistida para buscar espermatozoides que puedan ser utilizados para fecundar los óvulos obtenidos. Este procedimiento requiere anestesia raquídea y podría llegar a causar una leve molestia y cierto dolor. No obstante, la recuperación total podrá lograrse generalmente dentro del plazo de tres días luego de haberse sometido a este procedimiento.

Los espermatozoides encontrados mediante la utilización de éstas técnicas deben ser obligatoriamente congelados para poder ser utilizados posteriormente en las técnicas de reproducción asistida. Al realizar la congelación no se requerirá de futuras intervenciones.
Posibles Complicaciones

La recuperación quirúrgica de espermatozoides es un procedimiento relativamente libre de cualquier tipo de riesgo o peligro. Pero por ello no debería dejar de tener en cuenta que será realmente importante que usted recurra a un especialista en éstas técnicas, el cual haya llevado a cabo esta clase de cirugías en más de una ocasión.

Entre los riesgos principales que podrían surgir de este procedimiento se encontrarían los siguientes: sangrado o hemorragia e infecciones; pero se estima que los mismos sólo serán experimentados por el 3% de los pacientes. Cualquier tipo de procedimiento que requiera el uso de anestesia podría llegar a acarrear un incremento en el riesgo de sufrir alguna clase de complicación.
Eficacia de la Recuperación Quirúrgica de Espermatozoides

La recuperación quirúrgica de espermatozoides presenta variadas tasas de éxito, dependiendo del tipo de procedimiento elegido y al cual se hubiera sometido. Debido a que los espermatozoides se han extraído del interior del cuerpo aún no habrá madurado lo suficiente por lo que se requerirá del ICSI para fecundar normalmente los óvulos obtenidos.

La microinyección espermática o ICSI es una de las técnicas de reproducción asistida en la que se utilizarán espermatozoides obtenidos mediante las técnicas de recuperación espermática. La PESA está directamente asociada a altas tasas de recuperación entre un 80% y un 90%. Las tasas de éxito de la biopsa testicular son mucho más bajas; y sólo en un 40% de los pacientes se puede recuperar espermatozoides.
Suscríbase